El "Ocotero" no arranca: cayó 2 a 0 ante Gimnasia y Tiro

20-2
Gimnasia fue atildado en casa y no tuvo inconvenientes para vencer con justicia a un inofensivo San Lorenzo de Alem. Fue 2 a 0 con goles de Amieva y Ceratto, dos de las cartas de gol a las que apostó el Chaucha Bianco para el torneo. Pudo llevarse un premio mayor.
Volvió Gimnasia y Tiro y recuperó su memoria a corto plazo, haciendo méritos de sobra como para demostrar que la mala experiencia ante Zapla en tierras jujeñas fue solo eso, una mala tarde, un oasis en medio del desierto, un traspié constructivo y necesario que sirvió para fortalecerse, para corregir errores, para aplicar lo aprendido en cancha y edificar, de a poco, una base que pretende ensamblarse y entenderse de memoria, tal como pretende su DT José María Bianco para un plantel corto, pero interesantes y buenos valores individuales.
El albo esta vez recobró el “chip” del clásico con Juventud y que extravió en el camino a Jujuy. Allí almacena todo lo que le inculca su entrenador y que comenzó a aplicar ayer ante San Lorenzo de Alem, en la victoria por 2 a 0 en el Gigante. El albo fue solidario, ordenado y atrevido a la vez, no tuvo contratiempos en defensa y, como corolario, tuvo a sus delanteros afilados y golpeó en los momentos justos a un conjunto que, vale remarcarlo, fue limitado, tibio, inofensivo y le brindó campo y facilidades a los del Chaucha. El local no perdió tiempo y ahogó de entrada. Así, llegó el primer grito a los 7 minutos: Vega tomó la lanza y llegó hasta el fondo; envió un centro rasante al que no llegó Carballo pero sí Amieva, para tocarla y abrir el marcador. El albo, de a poco, comenzó a aminorar su marcha e ingresó en una meseta hasta volver a despertarse, a diez minutos del final de la primera mitad. Hasta entonces, solo Prieto logró inquietar con un remate que controló bien Sand. El albo volvió a adueñarse del mediocampo y la tenencia en el sprint final y a partir de allí tuvo tres chances concretas para aumentar. En dos de ellas, Amieva fue el protagonista ganando en lo alto y siendo siempre una amenaza para la defensa rival. En la restante, una genial pared entre Apaza y Amieva terminó con un remate mordido del delantero (41’). Pero lo mejor de Gimnasia se vio en el complemento, a medida que crecían los funcionamientos individuales y el todo colectivo. Se enchufaron Apaza y Sequeira por las bandas, Saavedra borró a Cartello, el conjunto ganó confianza y casi nunca pasó sobresaltos en el fondo, sobre todo porque Labaké era una muralla infranqueable y Bazzi su mejor complemento. Entonces, el local se dedicó a jugar, tocar y, por momentos, florearse. En ese capítulo, Gimnasia tuvo una ráfaga de tres ocasiones de gol en cinco minutos entre Amieva, Carballo y Apaza. Merecía ampliamente el segundo, que llegó recién a los 34’, tras un excelente pase en profundidad de Saavedra y un zurdazo cruzado de Ceratto, el otro “9” que está derecho.
 
GIMNASIA             2             SAN LORENZO (C)                0
 

  1. Sand (6) C. Franco               (5)
  2. Vega (6) L. Juárez                (4)
  3. Labaké (7) J. Rivera (5)
  4. Bazzi (6) E. Castro                (5)
  5. Sequeira (7) M. Mendoza         (5)
  6. Apaza (7) D. Migueles (5)
  7. Carrasco (5) G. Lizarraga           (4)
  8. Saavedra (7) C. More (5)
  9. Motta (5) J.C. Cartello (4)
  10. Carballo (6) H. Prieto                (4)

J.M. AMIEVA         (8)           C. Girard                (4)
 
DT: J.M. Bianco    DT: H. Corbalán
 
Goles: PT: 7’ Juan Martín Amieva (GyT). ST: 34’ Lautaro Ceratto (GyT).
 
Cambios: ST: 23’ Rodrigo Nieva por Migueles (SL), 24’ Lautaro Ceratto por Amieva (GyT), 27’ Germán Mayenfisch por Motta (GyT), 33’ Emiliano Giannunzio por Carrasco (GyT), 35’ Federico Fuentes por Mendoza (SL).
 
Jornada: 3° fecha – Zona D
Estadio: Gigante del Norte
Árbitro: Guillermo González (6)
Fuente: El Tribuno de Salta