Sobre el final el “Santo” se quedó con el superclásico

San Lorenzo le ganó el duelo a Villa Cubas con un Malvinas Argentinas copado de ambas hinchadas.

En un atractivo partido, el héroe de la tarde fue Martin Bordonaro, quien anotó los dos goles para los del barrio Alem, el último en tiempo de descuento sobre el final y así el festejo fue Santo.

A los 30 minutos del primer tiempo, Martín Bordonaro abría la cuenta para San Lorenzo con un frentazo espectacular tras un centro de Alamo Martínez por la derecha.

Villa Cubas sintió el golpe y comenzó a presionar el arco rival, hasta que a los 44 minutos, antes del descanso, Walter Bazan aprovechó un error defensivo del “Santo” y tras una serie de rebotes en el área la empujó para vencer el arco de Brunori.

El segundo tiempo fue aún más parejo. El empuje de ambas parcialidades, los roces adentro de la cancha, y las oportunidades para ambos equipos que llegaron con el resto físico que les quedaba luego de un duelo duro como prometía ser en la previa.

El arquero Juan Martín salvó en dos ocasiones al “Leon” tras dos jugadas claras, una desde un tiro libre ejecutado por Luis Seco y otra de Lexi Rojas que apareció en el segundo tiempo siendo más delantero que mediocampista.

Cuando se moría el partido y destacar a la figura era tarea difícil, ya que ambos equipos habían tenido jugadores de rendimiento regular, apareció otra vez el referente Santo, Martín Bordonaro, y sobre el último minuto del tiempo adicionado por Medina puso la ventaja y cifra definitiva 2-1 a los 49 minutos.

De esta manera la fiesta se fue para la Alem, como  así también un trofeo entregado por el Secretario de Deportes, Daniel Lavatelli, para sellar el marco inmejorable del superclásico de la ciudad .