Club de Tiro Deportivo Catamarca: “Soñamos en grande, pero vamos paso a paso”

Con el afán de darles lugar a los tiradores de la zona y por qué no de la provincia, hace poco tiempo nació el Club de Tiro Deportivo Catamarca, ubicado en El Bañado de Capayán y avalado por la Federación Argentina. . Tienen canchas habilitadas en su predio y su presidente Paulo Herrera le dijo a Botineros que esto se construye “soñando en grande, pero paso a paso”.

“Esto surgió de una pasión, como en todo deporte, y de la necesidad de contar con una institución que pueda realizar todo lo que se refiere al tiro con arma de fuego”, empezó diciendo Herrera.

“Lo que necesitábamos era un lugar, un espacio físico en el que todas las personas aficionadas al tiro deportivo y tiro al vuelo, con el que comenzamos, encuentren un espacio para practicar todas estas disciplinas. Comenzamos de a poco con mucha pasión y cariño, con gente que nos ayudó con su tiempo, con su pequeño aporte, y gracias a Dios hemos logrado tener gran parte de la infraestructura, las canchas habilitadas para tiro al vuelo y la idea es seguir proyectando con canchas de tiro práctico, aire comprimido, un lugar para arco y flecha, todo lo que se pueda hacer en una institución”, contó con orgullo en la voz.

“La idea es abrir el club para todos los que sientan la curiosidad con este deporte”, destacó el presidente, que aseguró que son fruto del auge del tiro deportivo a nivel nacional.

“El objetivo principal es el poder compartir esta pasión, y de ahí darle lugar a las posibilidades o necesidades de los nuevos tiradores. Y también poder compartir y mostrar estas disciplinas que no son tan masivas pero que nos apasionan tanto”.

El Club de Tiro Deportivo Catamarca pretende conformar una escuela de tiro, abierto a las personas de todas las edades.

Además, en cuanto al tiro al vuelo, que se hace con arma de fuego, dijo que tienen una mirada ambientalista. “Hay una mirada ambientalista, nosotros no matamos nada, es todo con hélices de plástico o platillos de cerámica”.

Herrera contó que presentaron el protocolo ante la Secretaría de Deportes y están a la espera de la aprobación para empezar a mostrarse: “Nos agarró la pandemia y no nos dejó desarrollarnos mucho”, se lamentó. Dijo que son un grupo reducido, pero con los papeles al día. “Las puertas abiertas para que los que tengan la inquietud se acerque”, convidó.

“Esto se hizo a pulmón, de ir a una empresa a buscar una donación, y de a poquito a poquito se fue armando. Tenemos tres canchas habilitadas, la maquinaria para una sola, ya llegarán las otras, y así, soñamos en grande, pero vamos paso a paso”, cerró.