Jugadores salvan el honor del básquet de Catamarca en el Torneo Federal

El pasado fin de semana dio inicio el Torneo Federal de Básquet con mucha acción de jugadores catamarqueños en distintos clubes de la región, aunque la provincia no tenga instituciones representando.

En total, son 9 los basquetbolistas catamarqueños que juegan la categoría.

En la División Cuyo donde hay 5 equipos riojanos participando -sí, leyó bien, 5 equipos de la vecina provincia-, 3 jugadores catuchos vieron acción.

En Amancay, que perdió 76-84 ante Jachal de San Juan, jugó Joel Escalante; En Facundo está el ex Ateneo, Juan Herrera, quien no sumó minutos en la caída ante La Rioja Basket por 96-99; el que si entró en juego este fin de semana fue Ricky Córdoba, quien aportó 6 puntos en la victoria de Riojano ante Banco Rioja por 75-45.

Por otra parte, conocido es el caso de Mateo Codigoni y Luciano Cáceres que jugaron en el debut de Olímpico de La Banda que ganó un gran partido ante Talleres de Tafí Viejo. De hecho, Cáceres fue el goleador del juego con 31 puntos. Hoy (21.00) disputarán su segundo partido en el torneo cuando reciban en el “Vicente Rosales” a Nicolás Avellaneda de Santiago del Estero

En la División Patagonia hay cuatro jugadores catamarqueños que empezarán la actividad este fin de semana. Se trata de Lahuel Silva en Perfora Plaza Huincul (Neuquén), Joaquín Morandini (Ferro de General Pico), Facundo Carrafiello y Luis Alderete en Juventud Unida de Alpachiri (La Pampa).

Preocupante

La realidad de básquet catamarqueño a nivel nacional preocupa. Sabemos que la pandemia afectó de sobremanera la economía de clubes y que las exigencias sanitarias de la CABB para el TFB eran difíciles de cumplir, pero resulta llamativo ver que La Rioja tiene 5 equipos jugando la categoría y Catamarca no tiene ni siquiera una plaza.

En realidad, nuestra provincia mantiene la plaza de Hindú que decidió no participar en este torneo de “transición” alegando que “la institución no está en condiciones de afrontar los costos que demanda cumplir con los protocolos exigidos, de los cuales estamos totalmente de acuerdo pero demanda una erogación de costos muy elevada”. El «Sagrado» volvería a jugar a partir del próximo Federal, en el mes de octubre, y ojalá esto no quede en un simple deseo.

Es incomprensible ver que en una provincia vecina, casi similar a la nuestra, haya 5 equipos en competencia y aquí no hayamos podido formar un plantel para jugar. Seguro el apoyo estatal y privado en aquella provincia es diferente, pero también queda claro que las ganas y predisposición al trabajo de la dirigencia riojana es otro.

Esta situación no deja de ser un llamado de atención para todos los clubes de Catamarca y dirigencia del básquet local. Si con Hindú jugando éramos una plaza débil, hoy somos inexistentes. Los jugadores dispersos en distintos equipos salvan el honor de la disciplina y mantienen vivo el nombre de Catamarca en competencias nacionales.

Collage de foto con imágenes gentileza de Básquet Riojano.