Mesa de lujo en Botineros: «El deporte está mal parado, sumen urgente un especialista al COE»

El médico deportólogo Jorge Herrera, el infectólogo Raúl Aguirre y el profesor Mario Galletti protagonizaron una mesa de lujo en Botineros, de Radio Valle Viejo. ¿La temática? El deporte, la pandemia y las decisiones/restricciones y sus consecuencias.

A poco de cumplirse un año y medio del inicio de la pandemia del coronavirus, se sabe que las determinaciones no han sido fáciles. Tampoco lo ha sido comprenderlas y aceptarlas por completo, más con el paso del tiempo y el cansancio inevitable.

La crítica generalizada del sector la ausencia de representación en el lugar en el que se toman las decisiones. No podemos olvidarnos que, en el marco de las restricciones para disminuir la circulación de personas allá por marzo – abril del 2020, no solo se prohibieron las competencias reguladas y federadas, y los deportes grupales, sino que no se podía ni siquiera salir a trotar o caminar, andar en bicicleta o caminar solo por una montaña.

El doctor Herrera, opinó que todo esto se sufrió de manera notable entre los deportistas de alto rendimiento, que de un día a otro vieron interrumpidas sus posibilidades de entrenar y competir.

“En Catamarca hay muchos deportistas que necesitan desarrollo, y no se pensó cómo contemplar y gestionar la continuidad de sus entrenamientos”, afirmó. Esto fue motivo de angustias y disgustos. Y en esta línea no solamente entran los deportistas de elite sino todos.

Aguirre, que es infectólogo, manifestó: “Uno puede aportar una opinión pero no como especialista en el tema, soy clínico además, y en el impacto de la enfermedad en general, lo primero que llamó la atención es el choque entre los intereses personales”, dijo.

“El ser humano es un ser social que necesita contactarse con otras personas. Y eso se puede dar a través de la recreación o la competición”.

Lo que sucede, a su entender es un fenómeno de preservación de intereses.

“Hay depresión y angustia. Es sabido que el deporte mejora el sistema de defensa de las personas. Pero esta segunda ola nos vino a decir que los jóvenes también se enferman, y también eventualmente mueren”, declaró el profesional.

“Por eso digo que hay tensión entre lo que corresponde estrictamente a la prevención de la enfermedad, al cuidado de la enfermedad, y el derecho de acceder a la práctica deportiva”.

Para Aguirre, es elemental el contexto y ser consciente de los riesgos que se asumen.

“Hay estudios que hacen referencia a definir escenarios: no es lo mismo la persona que se va a trotar sola que un partido de futbol de once contra once. Acá se esconde que las medidas de precaución que fallan son el problema. Una concentración es un lugar muy complicado de controlar, miren lo que pasó en el fútbol a nivel nacional. Se debe ver cómo se gestiona el antes, el durante y el después”, soltó.

Por su parte, el profesor Galletti catalogó como arbitrarias muchas de las decisiones impuestas por la pandemia.

“El reclamo que venimos haciendo desde hace tiempo, desde distintos sectores, es que los lugares donde se toman las decisiones que son relevantes tengan especialistas de deportes”, dijo, y asegurar de esta maneda que las medidas “sean abarcadoras,  no solamente desde la óptica sanitaria o de seguridad, sino que tenga participación el área específica de la actividad deportiva”.

“Somos defensores de la buena actividad deportiva, de la actividad deportiva correcta”, expresó, y fundamentó: “El deporte genera buena salud, el buen deporte. Es como una catarata de malas decisiones que se vienen tomando y nos ponen en una situación que es compleja. Hace tiempo que la actividad deportiva está mal parada. El prohibir sin una fundamentación correcta genera que siga habiendo actividad deportiva casi ilegal, sin hacerlo de una manera correcta en una liga o un club, se siguió haciendo”.

Es que no se puede ser ingenuos y reconocer que, aunque se prohibieron partidos de fútbol, los hubo, o cuando se permitía deporte de hasta tres personas, igual se jugaban dobles de tenis, por ejemplo.

“En el parque cualquier día hay partidos de futbol espectaculares, todo el mundo juega; grandes, chicos, gordos, flacos. Esta especie de clandestinidad le hace mal al deporte y como rebote le hace mal a la salud también”, consideró.

Cerró pidiendo que se integren de una vez referentes del deporte al COE.

“Debería haber habido especialistas en la actividad deportiva que chayan contribuido con la elaboración de protocolos para que se pueda seguir haciendo actividades. No consultaron, fueron arbitrarios. Ojo, también lo fueron con algunos comercios. Las medidas que se toman son conflictivas y terminan complicando la situación”, opinó.

LA NOTA COMPLETA NO TIENE DESPERDICIO