Monroy y el debut en San Martín (T): “Juego un torneo que antes veía por SportsCenter”

Algo bueno dejó Unión Aconquija: la posibilidad de que un chico del pueblo juegue, se muestre, y tenga la chance a otro nivel. Es cierto que Leonardo Gastón Monroy jugó cuando la mayoría de los futbolistas se habían ido por falta de pago y el arquero suplente entraba de nueve, pero jugó, que es lo que cuenta.

Tiempo después “probó suerte” en San Martín de Tucumán, como él mismo gráfica, y hace unos días tuvo su debut en la Primera Nacional.

“Vine al club en el 2018, hice inferiores en AFA, después Reserva, y hace como tres semanas que me subieron a entrenar con el plantel profesional. Primero me llevaron al banco y el martes pasado pude tener mi debut. Estoy muy contento”, comenzó diciendo el nativo de Las Estancias de Aconquija, y nacido en el año 2000.

“Hice un Federal a con el técnico ‘Rulo’ González en Unión Aconquija, terminé el campeonato y seguí entrenando. Un técnico me llamó y me dijo que había pruebas en San Martín; probé suerte y gracias a Dios pude quedar”, comentó.

Y de lo que vino después, dijo: “Es una felicidad enorme, un torneo que lo veía por SpotsCenter cuando pasaban las inferiores de cada equipo, y después poder vivirlo contra inferiores de Boca, River, fue un sueño”, aseguró.

Monroy está en una pensión en San Miguel, porque “por lo del virus cerraron la pensión del club. Me estoy tomando un colectivo o por ahí pasan compañeros para llevarme a entrenar”, dijo.

Un técnico me llamó y me dijo que había pruebas en San Martín; probé suerte y gracias a Dios pude quedar»

Y señaló que fue Floreal García, técnico interino, quien lo promovió. “El cuerpo técnico interino me subió, me dieron esta posibilidad única que traté de disfrutarla al máximo; tengo compañeros de la experiencia de Tino Costa y Pellerano, siempre hablándome dándome confianza con el grupo, que es lo importante”.

Para Gastón (así le gusta que le digan, por el segundo nombre), lo “primero es agarrar confianza con los chicos para que todo sea más fácil. Se abren posibilidades en el entrenamiento y los trabajos. Trato de disfrutarlo al máximo. La gente de mi pueblo, Aconquija, me mandaba mensajes, siempre apoyándome. Mi familia, que siempre estuvo. Nada, es ir, estar tranquilo y esperar el momento, tratar de sobrellevar los nervios, que no es fácil, pero supe hacerlo y estar para cuando el DT me dé la oportunidad de entrar”.

Además, está asimilando la idea de Pablo De Muner, el flamante DT del “Ciruja”, y espera volver a tener otras oportunidades en el mediocampo.

“Estoy como volante central pero me gusta jugar más por fuera, desbordar y tirar centros en el mano a mano. Pero ya vengo trabajando hace tiempo y me voy acostumbrando a esta posición”, explicó. “Yo sería el volante central y tengo otro cinco que se suelta un poquito más. Yo trato de recuperar y tener el primer pase seguro, el otro cinco tiene más libertad que yo”.

Y, por último, como un anhelo, confesó que será otro sueño cumplido poder actuar el día que los estadios vuelvan a estar colmados.

“Pude presenciar algunos partidos como espectador, y el sueño de cada jugador de inferiores es jugar con la hinchada esa, imponente. Ahora está complicado por el virus, pero siempre charlamos con los compañeros que es un sueño jugar con el escenario que da la hinchada de San Martín”.