Catamarca RC se quedó con el clásico y complicó a Teros

El predio que poseen Los Teros en la zona del Alto Fariñango, fue el escenario de la 3° fecha de la zona catamarqueña del Torneo de la Unión Andina de Rugby.

Los protagonistas nos brindaron un partido repleto de emociones y con todos los condimentos. Fuimos testigos de uno de los duelos más emocionantes que nos puede ofrecer nuestra provincia, en materia de deportes colectivos, que
concluyo con triunfo para el visitante, por 15 a 7.

La tarde inicio con un breve homenaje por parte de la institución local a Ramón “Toto” Soria, gloria del deporte que, además, presta su nombre a la competencia. Entrega de placas y presentes para los dirigentes de la Unión Andina, en manos de familiares y amigos del “Toto” invitaron a una lluvia de aplausos de todo el público presente. Una vez finalizado, el más que merecido reconocimiento, nos dimos paso a la acción.

La tónica con la que se jugaría el clásico se marcó desde el minuto uno. Intensidad, revoluciones altas y mucha vehemencia. A tal punto fue así, que ni se había completado el primer minuto de juego y Martin Rojas de Teros fue sancionado con tarjeta amarilla, obligando a su equipo a disputar el inicio del match con un jugador menos.

El “Mirasol” de manera inmediata supo capitalizar la superioridad numérica, y así llego al primer try antes de los diez minutos de juego. Los embates por parte de Catamarca RC, no concluyeron y antes de que llegáramos al meridiano de la primera mitad, anotarían el segundo try, para adelantarse de manera temprana por 10 a 0, en el marcador.

Teros acusaba nervios, no encontraba respuestas y a la desventaja en puntos, se le agrego la tarjeta roja de Lucas Gianoglio, quien arrojo un golpe de puño a uno de sus rivales.

A pesar del pronóstico cada vez más negativo, el local saco fuerzas en la adversidad, convirtió el aliento de su gente en combustible y avanzo en el terreno.

Las indisciplinas por parte de los jugadores de CRC, sancionadas con tarjeta amarilla, equipararon el número de jugadores por equipo y lo que restaba del primer tiempo fue para el local.

Llego al try para el “blanquinegro” en manos de Gonzalo Contreras y, con la conversión de Santiago Durra, se cerraron los 40 iniciales, 10-7 para el visitante.

El segundo tiempo inicio tal cual empezó el primero, Teros desconectado y CRC, en búsqueda del in goal rival. Valentino Mezzavila recibió la guinda en tres cuartos de cancha rival, rompió la defensa mediante un eslalon indescifrable y corrió directo a la zona de puntos, marcando el tercer try para los “Mirasoles” antes de los cinco minutos del segundo tiempo.

De ahí en más, el partido cayó en un bache de incidencias interminables. Parates por lesiones, propias de la intensidad con la que se peleaba cada pelota. Sanciones de tarjeta tanto en uno, como en otro y hasta el ingreso de un perro a la cancha, atentaron en contra de que el partido ganase en ritmo. Pero sin duda alguna el mayor susto de la tarde lo dio, quien fuera el autor del tercer y último try de la tarde, Mezzavilla, quien debió ser retirado del campo en ambulancia acusando una fuerte conmoción, producto de un fuerte choque con Gustavo Centurión de Teros.

La tarde se iba de manera lenta junto con la puesta del sol, de la misma manera en la se finalizaba el partido. Más expulsados llegaron, Pernas en el local y, Sanz en el visitante, tras agresiones mutuas. Y así fue que casi sin que nos diéramos cuenta, el árbitro señalo el final: Los Teros R.C. 7 – 15 Catamarca R.C.

El clásico dejo a los 3 equipos de la zona con igual cantidad de partidos disputados. Los Hurones, que contaron con fecha libre, lideran con dos triunfos en igual cantidad de partidos, CRC recupero un poco de terreno con la victoria y se encuentra con un triunfo y una caída. Mientras que Teros, cuenta partidos por derrotas, quedando como colista del grupo y con la necesidad imperiosa de recuperarse.

Párrafo aparte, para quien está siendo un protagonista clave en cada uno de los partidos jugados hasta el momento, el viento. Un imponderable que ha sido capaz de condicionar y, hasta, modificar los resultados. Los equipos ya pusieron sus cartas en la mesa. Las aspiraciones en el torneo son altas. Se generaron grandes expectativas y vamos a estar atentos a lo que nos deje la siguiente fecha que marcara un punto inflexión para lo que resta de esta fase.

 

Crónica y fotos: Javier Carrizo.