Luna Díaz vive su sueño de estar en la Selección Argentina de Básquet Adaptado (VIDEO)

La joven catamarqueña, Luna Díaz, se encuentra en el proceso de concentraciones con el seleccionado de básquet adaptado en el Cenard donde busca estar en la lista para el Sudamericano.

Es oriunda de Pomán, está radicada en la provincia de Córdoba y está viviendo el sueño de representar al país en lo que ella llama su «cable a tierra» que es el básquet. En diálogo con nosotros habló de su actualidad.

«Estamos camino a un Sudamericano que se va a hacer en Argentina en el Cenard. Son dos concentraciones por mes trabajando a full», comenzó diciendo sobre las concentraciones en el Cenard.

Se refirió al protocolo: «En el mismo entrenamiento tenemos burbujas, nos separamos en mitad de cancha y así se puede trabajar con los protocolos».

Sobre sus estudios: «Dejé la carrera que estaba estudiando que era psicología porque me di cuenta que no me gustaba tanto. Estoy buscando otra carrera y quiero por el lado de humanidades como la comunicación».

«Yo estoy entrenando en casa porque no dejan entrenar acá en un cancha. También hago Pilates. No es la mejor forma de entrenar pero es lo que hay», dijo.

Su familia: «Ellos están siempre acompañándome y orgullosos de lo que estoy haciendo. Yo toda la cuarentena la pasé en Pomán y me volví en febrero así que desde ese mes que no los veo».

La forma de trabajar: «El día a día ds virtual con el entrenador, con la kinesiología, la psicóloga, trabajamos así de forma virtual».

Más sobre las concentraciones con el seleccionado: «El mes pasado hubo una concentración acá en Córdoba donde tuvimos tres amistosos con CICA y por suerte pudimos jugar».

Cómo sigue todo: «El Sudamericano está planteado para noviembre y no sé cuándo dará la lista pero tiene que dar una lista de 12 jugadoras que van a representar al país. Actualmente somos 18 y me veo en la lista».

Su etapa en el seleccionado: «Nunca imaginé estar representando al país, al principio no caía pero después lo fui aceptando y tomando con seriedad».

Su pasión por el básquet: «Yo siempre fui de hacer deporte, hacía natación donde participé en los Juegos Evita. Cuando llegué a Córdoba me invitaron a jugar al básquet y fue como que no me quise ir más, era yo y la cancha, ahí me di cuenta que era mi cable a tierra».

«En el básquet adaptado te categorizan según la discapacidad que tengas y de acuerdo a eso es la posición que usas en la cancha. A mi me gusta mucho defender y juego en posición alero», añadió.

Se refirió a su actualidad en el lugar donde está hoy en lo personal siendo una referente del deporte adaptado local: «Lo siento como un privilegio y algo merecedor a la vez. Una vez que entré a este deporte dije que tengo que representar a mi país y hacerlo de la mejor manera».

Escucha la nota acá