Milagros Luna Ocampo: “El Tang Soo Do es mi cable a tierra”

El mes pasado se realizó se realizó, vía streaming, WTTSDU 2021 Only Word Championships Forms Event organizado por The Word Traditional Tang Soo Do Unión, donde una deportista catamarqueña Milagros Ayelén Luna Campo logró ser la campeona en formas con armas categoría juveniles cinta negra) y la subcampeona en Categoría Cinta negra.

Milagros Ayelén Luna Ocampo, de 18 años de edad, asiste a la Academia JUMEOG-DO (el arte del puño) que se dicta en la Dirección de Deportes de la Universidad Nacional de Catamarca, cuyo gimnasio se encuentra en la Casa de Altos Estudios, y contó su vida, sus experiencias, sus aprendizajes dentro de este arte marcial.

“Practico este arte, desde muy temprana edad; pero mi verdadera carrera marcial comenzó cuando empecé a entrenar con el Kiot Sam Nim Darío Lencina (responsable de la dirección de la academia de Catamarca). Mi camino por las artes marciales no fue fácil, pero siempre tuve a mí familia, amigos y compañeros apoyándome incondicionalmente y por supuesto mi Kiot Sam que siempre vio mi potencial; y me ayudó a superar mis frustraciones. Hoy formo parte de la categoría juvenil, Kiot Sam (1er Dan en cinta negra), donde estar en el  Primer Dan es un cambio rotundo, ya que implica mucha más seriedad, disciplina y compromiso, pero asumo esta responsabilidad sin dudar un segundo; porque es parte de crecer como persona como artista marcial”, señaló Milagros.

Torneos

La deportista, al ser consultada sobre su participación en diversos campeonatos de Tang Soo Do,  dijo que “en nuestra escuela el Kiot Sam Nim es quien decide quien está a la altura de los distintos eventos; donde tengo la suerte como algunos de mis compañeros ser parte del seleccionado catamarqueño y argentino de Tang Soo Do. Anteriormente, participe de torneos presenciales tanto locales como internacionales, cada experiencia es una lección aprendida a veces se gana y a veces se pierde, son cosas de la vida; donde ganar esta bien y perder también lo es. En fin las vivencias son increíbles el conocer lugares, gente nueva y la experiencia de vivir un torneo son cosas que uno recuerda con mucho cariño”.

Luna se refirió a su última experiencia en el Campeonato mundial, y afirmó que “en cuanto a los torneos virtuales la experiencia fue totalmente nueva, ya que las reglas son más estrictas y los jueces también, a parte a esto hay que sumarle los nervios por el hecho de estar frente a una cámara y el de no saber si se nota bien la técnica o el ajuste de estas. Son muchos detalles que hacen la diferencia”.

“Participe en el primer mundial por zoom y ese día conseguí el Primer Puesto en Formas con manos vacías. La ansiedad cuando esperábamos los resultados era tremenda. En el pasado, fue diferente porque nos pidieron videos que fueron revisados detalle por detalle por el Comité Técnico Internacional y por el ojo clínico del Kwan Ja Ni Patricio Saavedra que es el gran maestro. El enviar videos a los jueces es algo muy parecido al VAR del fútbol, donde lo ven y lo vuelven a revisar; por eso debes tener buen balance y equilibrio, velocidad, potencia, ajuste, postura y sobre todo personalidad”, aseguró la artista marcial.

Al consultarle sobre el torneo más difícil que afrontó, Luna afirmó que “el torneo que más me costó fue el último, porque fue la primera vez que participe en la categoría de danes, donde la ansiedad y los nervios me consumieron, fue estresante; pero al fin fue una buena experiencia con grandes resultados”.

“Somos una familia”

En relación al amor que siente por este deporte, remarcó que “practico este deporte hace 12 años, empecé a temprana edad gracias a mi mamá que quería que aprendiera a defenderme y forjara un carácter fuerte, esto no quiere decir que sea mala, al contrario soy una persona bastante risueña”.

“Elegí el Tang Soo Do porque es mi cable a tierra; me olvido muchas cosas del exterior, cosas pequeñas que interfieren en mi humor muchas veces. Me gusta practicarlo, porque me hace sentir segura, empoderada y tuve la suerte que en nuestra escuela todos somos una familia, si no pasa algo podemos contar con el otro que estará apoyándonos a pesar de todo”, afirmó.

Entrenamiento

Milagros destacó que “entreno de forma regular, ya que el Tang Soo Do es muy exigente tanto para mantener la técnica, flexibilidad, velocidad y potencia; es algo que hay que practicar un poco todos los días, sobre todo este tiempo, ya que el Kiot Sam nos dicta clases por diferentes plataformas virtuales. En cuanto a la relación con mis compañeros y profesor es la mejor, ya que somos una familia tanto de sangre como de corazón”.

Disciplina, respeto y honor

Luna se refirió al aprendizaje que tiene al practicar este deporte y dijo que “me enseñó más que solo a defenderme ante una situación de peligro; me enseñó disciplina, respeto, perseverancia, compañerismo, honor y sobre todo valorar el amor que tengo en mi casa y en mi vida”.

“Admiro mucho Chuck Norris y Bruce Lee, quienes son dos personas con un gran don para las artes marciales y también admiro mucho a mi Kiot Sam Nim Darío Lencina, quien es una persona con mucho corazón y amor de lo que hace, que es enseñar a amar el Tang Soo Do”, remarcó.

Para finalizar, Milagros dejó un mensaje para los que se inician en este arte marcial y dijo que “no se den por vencidos, va haber obstáculos, gente que se les va reír y que los va hacer sentir mal; pero si ustedes en verdad quieren seguir por este hermoso camino de las artes marciales, como lo es el Tang Soo Do, no dejen que esas personas les impidan hacer lo que aman; sean constantes y sepan que siempre va haber alguien que cree en ustedes y si piensan que no lo tienen, cuentan conmigo”.