Carrazana y una tremenda carrera futbolistica que comenzó en Boca (AUDIO)

Uno que supo llevar la bandera de Catamarca al fútbol grande del país es Orlando Carrazana. El belicho jugó en Boca Juniors donde compartió plantel con grandes jugadores forjando una muy buena carrera futbolistica.

En diálogo con el colega Hugo Cesar Chacón en el programa de «La Deportiva», Carrazana habló de todo: «Yo comencé a jugar al fútbol en mi Belén, en una cancha chica del Club Peñarol. Era gente también ligada al Club San Luis que nos juntaba y nos hacía jugar. Fue algo muy lindo».

«Uno de mis hermanos tuvo la oportunidad de irse a trabajar a Buenos Aires y por medio de eso pude irme a estudiar. Siempre la idea fue estudiar la secundaria. En esa ida a Buenos Aires mi mamá me anotó en Boca y después me llegó la citación», afirmó.

Siguió: «Me fui a Buenos Aires a estudiar pero también esperando esa oportunidad de jugar al fútbol. Yo hasta eso allá me iba a jugar a los bosques de Palermo con conocidos que tenía como para ambientarme en lo que era la provincia y el contexto. Primero, un tío me llevó a probar a Ferro y querían que me quede pero yo no quise porque quería jugar en un lugar que me dieran todo, donde estudiar, donde vivir».

Su llegada a Boca: «Fueron pasando meses hasta que llegué a Boca. Yo entrenaba en los bosques de Palermo o en el propio Club Ferro que me daba lugar en sus Inferiores. Yo en la pensión donde vivía había otros chicos que eran fanáticos de River y hasta socios eran y me decían bueno te vamos a anotar en River  (risas)».

Antes, se probó en River: «Les hice caso y antes de llegar a Boca me probé en River. Me acuerdo que llovía mucho ese día y yo con 14 años estaba ahí. Uno de los técnicos me dijo que había muchos wing izquierdo y yo quería jugar en esa posición. Me acuerdo de esa prueba que quedamos dos nada más donde quedamos a la espera que no llamen. Pero, luego llegó la citación de Boca para irme a probar y ahí fue más rápido».

«Fui a la primera prueba en Boca, salí seleccionado. Me llamaron al otro día. En la segunda prueba también salí seleccionado y la tercera prueba la tuve con jugadores del club, de la división. Me fue bien, hablo con uno de los técnicos y le digo que necesitaba costearme los gastos para vivir y me dice que me quede ttanquilo que ahí iba a tener todo menos un pago, si vos venís con el pase te quedas», concretó.

Una perlita: «Cuando vuelvo a la pensión después de la prueba en Boca, veo un correo para mí y era la citación de River pero bueno yo decidí no ir y apostar por Boca».

Su comienzo en «El Xeneize»: «Yo entré en octava división con 14 años. Tuve como compañero a Carlos Córdoba, a Ricardo Gareca. Después cuando debuté me tocó hacerlo con jugadores como «El Chino» Benítez, Mastrangelo, Gatti».

El momento del debut en Boca: «Cuando me enteré fue tras un amistoso que jugamos en Trelew, veníamos en el avión, el técnico de Reserva me llama y me dice prepárate que el otro fin de semana jugas en Primera. Yo no le creía y decía si hay muchos jugadores y me dice hay jugadores lesionados, hay expulsados. Igual no le di mucha importancia pero cuando llegamos al club me llaga la citación que tenía que entrenar con Primera y ahí caí».

«Ya era otra cosa, era una adrenalina tremenda, no entrenábamos en el club y nos llevaban a lugares alejados. Entraba a ese vestuario donde estaban esos monstruos y era tremendo. Me fui adaptando, entrené, ni me decían si iba a ser titular o no pero para colmo ese partido era contra River. Llega el domingo a la mañana, no dormí el sábado, estaba emocionado. Ese domingo el técnico daba la formación al y figuraba yo como titular», continuó.

Siguió contando lo que fue ese debut: «Íbamos en micro camino a la cancha, yo iba sólito y me habla el tucumano Ceballos y me dijo queme siente con él. Eso fue lo que un poco me tranquilizó. Llegamos a la cancha de River, el tema era salir y debutar pero en el momento que pisas la cancha se te va todo. Tuve un buen debut, no pude convertir pero estuve cerca».

El resto de su carrera: «Jugué a préstamo en Gimnasia de La Plata. Yo quizás cometí el error de irme de Boca pero quería jugar. En Ginnasia estuve un año hasta que me lesioné. Estuve seis meses para recuperarme. Después estuve en Morón y de ahi me vine a jugar para el norte, Juventud Antoniana, Central Norte, Gimnasia de Salta, Atlético Tucumán. En Catamarca jugué en Sarmiento».

Escuchá la nota acá