Tony Gordillo viaja a Bolivia en su retorno al escenario del MMA

“Después de algunas peleas que se cayeron, se va a dar la posibilidad de ir a Santa Cruz de La Sierra, en Bolivia, para un evento muy importante al que me convocaron para la pelea de fondo ante el campeón local”, aseguró el peleador catamarqueño Tony Gordillo, que tendrá su anhelado regreso al escenario de las artes marciales mixtas el fin de semana que viene.

El sábado 7 de agosto lo espera el experimentado Carlos Bazán para completar el espectáculo que tendrá otras cinco batallas. Gordillo es el único argentino invitado para este evento, que se desarrollará en un hotel y será transmitido para Bolivia.

“Nunca paro de entrenar. Cuando tengo un compromiso de esta magnitud se ajustan pequeñas cosas, pero el trabajo grueso siempre está.

Decidimos por la franquicia movernos por tierra, las fronteras están abiertas para llegar a Santa Cruz de La Sierra. Solamente me piden la carta de invitación, el hotel, y me piden que tenga al menos la primera dosis de la vacuna. No están pidiendo el comprobante de antígeno siquiera”, detalló Tony en una nota con Botineros de Radio Valle Viejo.

Dijo que hay un antecedente con su contrincante: “Le gané a un alumno de él en 2019, así que hay pica”.

Gordillo contó que para este compromiso llevó adelante cambios en su entrenamiento. “Estuve haciendo un campamento de entrenamiento con los chicos Corzo, mejorando la parte de boxeo. Así que quiero hacer una pelea limpia y buscar el KO temprano. Tengo un nutricionista muy bueno así que no tengo problemas para dar el peso, y me propuse triple turno esperando la pelea: un turno de manopleo, lucha, pesas, y el fin de semana entrenamientos intensos de bicicleta y trote”.

Tony viajará con Adrián Martínez, su manopleador, y Lucas Savio de Suplementación Catamarca, uno de sus sponsors.

 

Ilusión europea

“En semanas firmé contrato para una velada en Buenos Aires con peleadores de todo el país. Le prendo velitas al manager para abrir las puertas en Europa. Necesito estas victorias para que mi record suba. Es de 13 – 3, pero si fuera de 15-3 sería espectacular”, comentó el luchador oriundo de Fray Mamerto Esquiú.

“Me siento bien preparado, seguro en las manos. Cambié mi plan de entrenamiento y de pelea. Si no puedo arriba no tengo problemas de ir abajo y usar el jiu jitsu”.