25 febrero, 2024

Botineros

Revista Botineros

San Pichón

Julio Cesar “Pichón” Jaime es el hombre más aclamado en Piedra Blanca por estas horas. Agarró el equipo en zona de descenso, con la dura sanción de la quita de 9 puntos y una misión difícil por delante.

Puso de manifiesto su amor por el club. No se debe perder de vista empezó el año como presidente, y dio un paso al costado por varias cuestiones que no iban con él. No obstante, estuvo en el momento más complicado para aportar orden, experiencia y sobre todo contagiar pasión por los colores. Tuvo colaboradores, claro, y el apoyo de los jugadores fundamentalmente, los grandes que se volvieron a poner a disposición y los chicos, que claramente fueron clave en la épica remontada del “Sagrado”.

La cosa no arrancó bien. El primero de los 7 partidos que “Pichón” estuvo en el banco, fue derrota 1 a 0 frente a Los Sureños, con un penal errado en el minuto final y la agresión al árbitro Diego Monasterio por parte de un tarado disfrazado de hincha, lo que más tarde le costaría a Defensores jugar suspendido.

En la fecha 16 el “Sagrado” le gana 2 a 1 a Ateneo Mariano Moreno, luego a El Auténtico por 4 a 1 y a Coronel Daza 3 a 2, en Piedra Blanca y por la fecha 19, mientras en la siguiente vence en el clásico a puertas cerradas con Independiente, por 2 a 1.

En la 21ma fecha, sin poder sumar por estar suspendido por el Tribunal de Penas, cayó en La Merced 1 a 0, y obligado en la última y con su gente, lo dio vuelta ante Las Pirquitas 2 a 1.

Le quitó el invicto al puntero, ganó clásicos, tuvo carácter para remontar más de un juego de la mano del sabio “Pichón” Jaime, que sigue escribiendo su historia en el club, desde el lugar que le toca y sin más intenciones que ayudar a su querido Defe.

Fotos: Pomán Catamarca y Deporte Central

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com