5 diciembre, 2022

Botineros

Revista Botineros

Misael Barrionuevo se consagró Campeón del Catamarca Fighting Championship

El Catamarca Fighting Championship (CFC) tuvo una edición de lujo en el Polideportivo Capital, con cruces explosivos y una gran concurrencia de público que vibró con el desarrollo de la cartelera que ofreció 25 combates de MMA, kickboxing, Muay Thai y K1 profesional y amateurs. La organización estuvo a cargo de Favio Diaz y Pablo Llampa con el auspicio de la Secretaria de Deportes, Catamarca Ciudad, Municipalidad de El Rodeo Estilo Ocampo entre otros sponsors.
Lo mejor
Un duelo que promete historia. La segunda edición de la saga entre Samuel Chumbita (Kombat Club) y Misael Barrionuevo fue el combate de fondo y no decepcionó: fueron tres asaltos de 5 minutos muy agresivos y cambiantes y se resolvió en las tarjetas por decisión del jurado a favor de Misael Barrionuevo del Fight Club Catamarca. A lo largo de la pelea ambos atletas exitaron al público con pasajes de striking (pelea de pie) y en otros pasajes mostrarons sus habilidades en el piso, dejando en claro que este deporte viene creciendo y el público los acompaña. Ambos llegaron al combate precesidos por una rivalidad en el kickboxing y ahora con el debut profesional en MMA se ganaron al público que pidió una revancha a corto plazo por el gran espectáculo brindado.

Otros títulos
En la modalidad K1 en otro duelo catamarqueño Ricardo Herrera (Team ATH) venció por puntos a Exequiel «El demonio» Aráoz (Lobo Team) por puntos en un cruce electrizante que abrió el Main Card profesional.
En la modalidad Muy Thai se enfrentaron por el título interprovincial Lisandro García (Córdoba, Team Escopeta Muay Thai) superó por descalificación a Lautaro Silva (Santa Fé, Farang Muay Thai), en el primer round. El asalto fue intenso, con cruces muy agresivos de codos y rodillas y en uno de ellos cerca de la campana, Silva lanzó una combinación de codos que finalizaba con una lowkick (patada al muslo) y en esa acción fue que impactó en la cabeza a García que había caído. El golpe se concretó cuando el cordobés estaba en el piso por eso la decisión del jurado. Pero a favor de Silva debemos aclarar que no fue antideportivo, simplemente esa patada formaba parte del combo ofendido (jab, recto, codo y lowkick) una acción en cadena que en esas milésimas de segundos es imposible detener, lamentablemente el último golpe fue con el rival en la lona.


WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com